Las cortinas eléctricas te ofrecen la posibilidad de disfrutar de más intimidad y protección solar en tu casa, gracias a los sistemas Somfy. Descubre todas las ventajas y posibilidades de cortinas automáticas en esta página. Cualquier tipo de cortina puede ser motorizada: enrollable, persiana veneciana, cortina tradicional, estores, etc.


Es sencillo, con Somfy

Aprieta un botón y mueve tus cortinas de la forma más sencilla, aunque sean pesadas o estén en lugares de difícil acceso. Y, si quieres, muévelas todas juntas desde el sofá con el mando a distancia.


Sin reflejos en la tele

Evita los reflejos incómodos de la luz del sol accionando las cortinas o persianas venecianas desde el sofá.


Protección solar con automatismos Somfy

Con el sensor de sol, las cortinas bajarán automáticamente cuando el sol incida directamente.


Cómo funciona una cortina eléctrica

El mando envía las órdenes a un motor eléctrico situado en el riel de la cortina e invisible a simple vista. El motor debe conectarse a la corriente eléctrica.

Preguntas Frecuentes

¿Qué beneficios me aporta motorizar las cortinas?
Los motores y automatismos Somfy para cortinas te permiten jugar con la luz natural para crear en cada momento el ambiente que desees. Tu intimidad queda protegida y los muebles pueden evitar los rayos directos del sol. Disfrutas de mayor confort visual en tus actividades y tienes opción de controlar todas las cortinas desde un único mando a distancia central. Al accionarse suavemente, sin necesidad de tocarlas, tus cortinas durarán más y se ensuciarán menos.
¿Qué tipo de cortinas pueden motorizarse?
La mayoría de cortinas pueden motorizarse: romanas, plegables, enrollables de todo tipo, venecianas de aluminio o de madera, cortinas tradicionales, etc.
¿Puedo motorizar una cortina que ya tengo en casa?
En las protecciones solares de interior, la motorización se incluye siempre en el momento de fabricación.
¿Cuál es la diferencia entre un sistema cableado y uno vía radio?
En un sistema cableado, el punto de mando está conectado al motor por medio de cableado eléctrico, que transmite las órdenes. En estos casos, el punto de mando suele situarse cerca de la cortina. Con un sistema vía radio, las órdenes se transmiten por ondas de radio. No hay cableado eléctrico entre el motor y el punto de mando. El punto de mando puede situarse libremente donde prefieras hasta un radio de 200 metros (20 metros si la onda radio tiene que atravesar dos muros de hormigón armado) de distancia de la cortina. Con un sistema radio, la instalación es más rápida y la pintura de las paredes no se ve afectada.
¿Cuál es la solución de motorización más apropiada para mí?
En esta misma web encontrarás, en el apartado de productos, un útil para configurar tú misma tu solución según las funciones que te interesan. Tu instalador profesional también puede asesorarte. No dudes en consultarle.