7 agosto 2013,
 0

El blanco, es sinónimo de pureza, de limpieza y de brillo. Por eso, además de ser un color comodín que combina a la perfección con todos los demás, es un tono que nunca pasa de moda y es perfecto para protagonizar la decoración de tu hogar.

El color blanco como color principal en nuestra decoración nos garantiza espacios limpios, frescos y suaves, unos interiores puros y elegantes.


Estas son 5 razones para elegirlo:

1.  Es muy versátil y fácilmente combinable, tanto en estilo como con el resto de colores. Esto será muy agradable a la hora de decorar porque nos dará múltiples opciones.

blanco1

2. Es el tono más relajante, por lo que será el color ideal de los dormitorios: paredes, sábanas, cortinas, almohadones…

blanco6

3.  El blanco es perfecto tanto para espacios modernos como para los clásicos, donde los muebles laqueados en blanco, o los textiles de algodón, rústicos o lana en tono natural crearán un espacio muy acogedor.

blanco7

4.  Será un aliado inmejorable para vestir espacios pequeños y hacerlos más grandes a nuestros ojos, así como habitaciones interiores.

blanco2

5. Por último, es mejor que no sea un blanco puro, se lo puede cortar un poco para no generar mucha luz a la vista.

blanco3